Extranjerismos: el punto de vista de una periodista italiana | Deltatext

En más de una ocasión hemos comentado el uso y abuso de los extranjerismos; recientemente nos hemos topado con un artículo en la revista italiana Internazionale, en que se reflexiona justamente sobre esta práctica:

traduccion_extranjerismos

« “Escalation de violencia en la crisis tailandesa”, escribimos en el pasado número, en la página 26. Al leer esto, alguien en la redacción tuvo un escalofrío: ¿de verdad era necesario emplear una palabra extranjera en un titular?

La pregunta que habría que plantear quizás sería: ¿de verdad escalation es una palabra extranjera? Claro, todos sabemos que es inglesa, pero todos la empleamos, por lo tanto ya es parte de nuestro idioma. Si entró en él, evidentemente nos hacía falta. Escalation es más breve que “intensificación” o “aumento progresivo” y, como en inglés, funciona bien cuando se refiere a fenómenos negativos, como la violencia, la criminalidad, la guerra o el racismo.

No os preocupéis: no habrá una escalation de palabras extranjeras en Internazionale. Pero es difícil renunciar a las que ya han entrado en el uso común. Muchas son insustituibles: ¿cómo podríamos contar cada semana lo que pasa en el mundo sin hablar de computer, leader, email, social network, first lady, murales, best seller, dépliant? Cuando hay alternativa, intentamos usarla. Si, en cambio, una palabra extranjera sigue sonando exótica, la escribimos en cursiva. Luego será el uso que de ella hagamos todos lo que decidirá su destino. […]» Internazionale, número 1041, 7 marzo 2014

Los ejemplos de palabras extranjeras imprescindibles que se enumeran en el artículo nos demuestran como el italiano se deje “invadir” por los extranjerismos bastante más que el español. No estamos muy de acuerdo con esta práctica, ya que pensamos que el idioma transalpino es suficientemente rico como para tener un término que indique un ordenador, una red social, una primera dama etc. Aun así, la reflexión general que hace la periodista Giulia Zoli nos parece bastante acertada: aunque normas y academias de la lengua sean necesarias para que los idiomas tengan cierto orden y organización, al fin y al cabo el uso que de ellos hacen los hablantes es lo más que influye en su desarrollo y transformación.

Fuente: internazionale.it

Tagged with:

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar