Regalos | Deltatext

Se lo prometemos, sobre todo a los que padecen la muy difusa depresión navideña: esta va a ser la última entrada temática (por lo menos hasta diciembre). Y es que, de todas las fechas clave, la que más nos anima es la del día de Reyes… bueno, en parte es porque al día siguiente los niños vuelven al cole y nosotros a nuestra rutina (¡bendita sea!) y tenemos además un tiempo para recuperarnos de los atracones de comida y familia, pero, a la vez, son los regalos los que nos hacen ilusión.

traduccion_navidad

traduccion_navidad

Ocasión perfecta para ir curioseando por países y culturas y ver quién trae los regalos en otras partes del mundo. Nos hemos limitado a algunos países europeos y aun así no ha sido tarea fácil, primero porque Papá Noel poco a poco se acerca a conseguir la exclusiva, y también porque no siempre hay informaciones unívocas sobre este tipo de tradición.

En muchos países europeos los regalos llegan el 6 de diciembre con San Nicolás: en el noreste de Francia (Alsacia y Lorena), en los Países Bajos, Bélgica y, en menor medida, también en Luxemburgo, Alemania, Austria, Suiza y Polonia.

En Alemania hay otra tradición: los niños reciben los regalos en Nochebuena y los trae el Christkind, que es Jesús encarnado en un niño y que, al ser representado, suele parecerse a una mujer con una melena larga de rizos rubios y vestida con una túnica dorada.

En Italia existen costumbres diferentes a lo largo de la bota: en el noreste, los regalos los trae el 13 de diciembre Santa Lucía; realmente no tiene conexión con la Navidad, pero se trata de una tradición muy antigua que suele prevalecer sobre los otros personajes navideños que llegan cargados de dones. En otras zonas los regalos llegan el 6 de enero de mano de una bruja, la Befana, descrita como una anciana que vuela sobre una escoba.

En Grecia el 1° de enero es la fiesta de San Basilio, que es el verdadero Papá Noel de este país.

Suecia también tiene su propio personaje que reparte regalos en Nochebuena: el Tomten. El Tomten original era un pequeño personaje emparentado con los trolls o los gnomos que vivía bajo de las casas de los suecos y se encargaba de protegerlas y vigilarlas, siempre que sus ocupantes le tratasen bien. Hoy en día este personaje de la mitología nórdica se confunde con Papá Noel.

Los españoles somos de los últimos europeos en recibir nuestros dones (aunque compartimos tradición con gran parte de América Latina), pero al fin y al cabo lo importante es que Melchor, Gaspar y Baltasar se acuerden de pasar por nuestra casa.

¡Qué los Reyes les traigan muchas cosas!, y por si acaso, pórtense bien en estos días que faltan a la llegada de sus majestades.

Fuente: diplomatie.gouv.fr, mamaenmunich.com, revistapaideia.blogspot.com.es, kuviajes.com

Tagged with:

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar