Blog | Deltatext

Eduardo Mendoza

Aconsejamos una novela suya en nuestro listado de libros a finales del año pasado, pero creemos que este autor se merece algo más (como otros muchos, por supuesto).
Hablamos de Eduardo Mendoza, barcelonés del 1943. La pasión por la lectura y la escritura le viene de familia y siempre ha encontrado un sitio en su vida, aunque también ejerció como abogado, traductor o profesor de traducción e interpretación en la Pompeu Fabra. Teniendo en cuenta los años en que fue traductor para la ONU y otros organismos internacionales, y siendo algo presumidos y descarados, le podemos considerar compañero de profesión.

traduccion_mendoza_eduardo

Las características más evidentes de su estilo son la ironía mordaz, la parodia y el humor amargo llevado al extremo. Para que lo entiendan, mejor que resumir una biografía y una obra con muchos matices, es proponerles un fragmento de la novela “El laberinto de las aceitunas”, publicada en 1982, cuyo contenido sigue siendo, desgraciadamente, muy actual.

Se trata de una de las coloridas digresiones del protagonista, un extraño detective cliente de un manicomio:

«De la ambición y la avaricia puedo hablar, porque las he visto de cerca. Del dinero, no. Precisamente, como sé por experiencia, sirve para evitar a los que lo tienen el pringoso contacto con quienes no lo tenemos. Y con toda la honradez confieso que no me parece mal: los pobres, salvo que las estadísticas me fallen, somos feos, malhablados, torpes de trato, desaliñados en el vestir y, cuando el calor aprieta, asaz pestilentes. También tenemos, dicen, una excusa que, a mi modo de ver, en nada altera la realidad. No es por ello menos cierto que somos, a falta de otra credencial, más dados a trabajar con ahínco y a ser dicharacheros, desprendidos, modestos, corteses y afectuosos y no desabridos, egoístas, petulantes, groseros y zafios, como sin duda seríamos si para sobrevivir no dependiéramos tanto de caer en gracia. Pienso, para concluir, que si todos fuéramos pudientes y no tuviésemos que currelar para ganarnos los garbanzos, no habría futbolistas ni toreros ni cupletistas ni putas ni chorizos y la vida sería muy gris y este planeta muy triste plaza.»

Brillante análisis de la condición humana, con una profunda sensibilidad y un toque de guasa para no perder nunca la esperanza.

Fuente: clubcultura.com


El día de San Valentín

Son pocos los que se atreven a admitir públicamente que esta fiesta les gusta, y menos los que reconocen comprar y recibir regalitos; pero, si nadie la celebrara, las floristerías, perfumerías, pastelerías y otras muchas tiendas no sacarían todo tipo de producto con forma de corazón. Damos por lo tanto por hecho que el Día de los enamorados tampoco es tan detestado. Pero ¿sabemos de dónde viene? ¿De verdad es un invento de los grandes almacenes o estos supieron aprovechar una tradición que existía antes de la fundación del Corte Inglés?

traduccion_san_valentin

Tiramos de Wikipedia, recurso que no siempre es tan malo como nos gusta pintarlo: «… su origen [del día de San Valentín] se remonta a la época del Imperio Romano.
San Valentín era un sacerdote que, hacia el siglo III d. C., ejercía en Roma. Gobernaba el emperador Claudio II, quien decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes, porque en su opinión los solteros sin familia eran mejores soldados, ya que tenían menos ataduras. El sacerdote consideró que el decreto era injusto y desafió al emperador. Celebraba en secreto matrimonios para jóvenes enamorados».

Valentín fue encarcelado y, a pesar de obrar un milagro (devolverle la vista a Julia, una niña que había nacido ciega), «el sacerdote siguió preso y el débil emperador Claudio finalmente ordenó que lo martirizaran y ejecutaran el 14 de febrero del año 270. La joven Julia, agradecida al santo, plantó un almendro de flores rosadas junto a su tumba. De ahí que el almendro sea símbolo de amor y amistad duraderos».

Como para todas las leyendas, hay que decidir si hacemos un acto de fe y nos creemos la historia de San Valentín. Si nos ponemos romanticones nos parece bonita y, en general, celebrar el amor siempre es algo positivo, a pesar de que no hace falta fijar una fecha en el calendario ni comprar regalos.

De todas formas, aunque ahora queramos ir de intelectuales o anti-fiestas establecidas, ¿quién no ha sido cursi por lo menos una vez en la vida? Así que no juzguemos a los que encontremos hoy cargados de rosas o chocolatinas.

Y para cursi, los poemas de amor, aunque, como en este caso, sean obra de grandes autores:

Rima XXI
¿Qué es poesía?, dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul.
¿Qué es poesía?, ¿Y tú me lo preguntas?
Poesía… eres tú.
Gustavo Adolfo Bécquer

Fuente: es.wikipedia.org, albalearning.com


Juegos Olímpicos de Invierno

Aparquemos un rato la vena polémica que a menudo se nos hincha, y hablemos de algo sano y saludable: el deporte. ¿Qué mejor momento, ya que estamos en plenos Juegos Olímpicos de Invierno , y además, como sigamos con la ciclogénesis explosiva, podremos pronto organizar unos en el desierto de Tabernas?

traduccion_sochi

Hablar de los juegos de Sochi sin polémicas probablemente suene a chiste, pero vamos a intentar ceñirnos al tema lingüístico y a ver, gracias a la Fundéu, cuáles son las claves para hablar y escribir de forma apropiada sobre este evento deportivo:

1. La denominación oficial es XXII Juegos Olímpicos de Invierno.

2. La palabra olimpiada, significa tanto ‘periodo de cuatro años comprendido entre dos celebraciones consecutivas de los juegos olímpicos’ como ‘competición deportiva universal que se celebra cada cuatro años en un lugar previamente determinado’.

3. Olimpiada y olimpíada son acentuaciones válidas, como lo es su uso en singular y en plural, según señala el Diccionario panhispánico de dudas.

4. La Ortografía de la lengua española señala que los nombres de los torneos deportivos se escriben con inicial mayúscula en todos sus elementos significativos: Juegos Olímpicos. Su abreviatura es JJ. OO.

5. Las expresiones ciudad sede y ciudad organizadora se escriben con inicial minúscula.

6. Las competiciones se celebrarán en dos áreas: Sochi y Krásnaya Poliana, mejor que Krasnaya Polyana.

7. La mayoría de las competiciones deportivas tienen nombres asentados en español: biatlón (y no biathlón), combinada nórdica, esquí acrobático, esquí alpino, esquí de fondo, patinaje artístico, patinaje de velocidad, patinaje de velocidad sobre pista corta y saltos de esquí.

8. Respecto a las competiciones deportivas con nombres extranjeros, como hockey, snowboard, skeleton, luge, bobsleigh y curling, el criterio académico es escribir estas palabras en cursiva, aunque en las informaciones especializadas, a fin de no saturar el texto, es habitual no aplicarles resalte alguno.

Si se están animando y quieren ver las alternativas en español a los nombres de estas últimas especialidades, les remitimos a la entrada completa en la web de la Fundéu:
fundeu.es

Fuente: fundeu.es


Wordbee

Hace unos días dejamos pendiente lo de hablar de la herramienta TAO que utilizamos en nuestra empresa y en cuyo desarrollo estamos involucrados. Se trata de Wordbee, una aplicación web que no necesita instalación y que permite trabajar online y simplificar mucho el proceso de traducción.

traduccion_wordbee

Wordbee combina un software de traducción con herramientas de gestión de trabajo y funcionalidades colaborativas.

Entre sus ventajas:

_permite mejorar los plazos de entrega sin afectar a la calidad del trabajo
_la comunicación entre traductores, jefes de proyecto etc. se hace más inmediata y fluida
_responsables de proyecto, revisores y clientes pueden seguir el progreso del trabajo, intervenir para solucionar dudas o simplemente comprobar las diferentes fases de la traducción
_la administración de las tareas relativas a los proyectos de traducción se hace más automatizada y por lo tanto se reducen los costes

Los traductores internos y externos que han tenido la oportunidad de utilizar esta herramienta han recalcado estas características:

_la facilidad a la hora de gestionar un proyecto con más compañeros. Al estar trabajando todos en línea, la colaboración resulta mucho más fácil
_es más sencillo conseguir la homogeneidad de léxico y estructuras, aunque el proyecto esté formado por muchos archivos diferentes y haya varios profesionales encargados de traducir
_el uso de la herramienta resulta sencillo, las funciones básicas se aprenden rápidamente y los detalles de cada proyecto (número de palabras, porcentaje traducido etc.) son fácilmente consultables

En general, hemos podido comprobar que el entorno de trabajo generado por el uso de Wordbee proporciona al traductor no solo unos instrumentos efectivos, sino también tranquilidad y seguridad, y todo esto influye de forma positiva sobre la calidad final de los textos de llegada.

Fuente: wordbee.com


De vuelta con la beca Erasmus

La beca Erasmus sigue dando que hablar, ahora porque el Ministerio de Educación ha declarado exigir un nivel de idioma B2 o equivalente para acceder a las diez mil becas del programa Erasmus+. Se trata de un programa nuevo financiado por el Gobierno, que «se centra en el aprendizaje formal e informal más allá de las fronteras de la UE, con una clara vocación de internacionalización abriéndose a terceros países con el objetivo de mejorar las capacidades educativas y formativas de las personas para la empleabilidad de estudiantes, profesorado y trabajadores.»

El requerimiento de un nivel B2 ha suscitado objeciones y críticas, sobre todo entre las asociaciones de estudiantes, las cuales sostienen que «esta medida penalizará a los que no puedan pagarse una formación en idiomas de su bolsillo, ya que un alumno de Bachillerato sale con un nivel B1 si no se ha formado por su cuenta.»

En nuestra humilde opinión, en esta última frase está la clave: exigir el nivel B2 podría ser algo normal e incluso deseable en otras circunstancias, de hecho creemos que sería fantástico que los chicos y chicas que se van de Erasmus saliesen de España con ese nivel del idioma del país que les va a acoger, pero, considerando la formación que imparte la escuela pública, la medida nos parece bastante hipócrita por parte del Ministerio de Educación.
Acaso no se han dado cuenta, en las altas esferas, ¿de que en muchos casos la formación en idiomas extranjeros de la enseñanza pública (y a veces hasta de la privada) es lamentable? Y no queremos arremeter contra los profesores, porque muchos son muy buenos profesionales, pero están obligados a trabajar a las órdenes de un Ministerio que no ve (o, mejor dicho, prefiere hacerse el despistado) que el estudio de un idioma va más allá de cuatro horas semanales de gramática y literatura. Sabemos lo que significa y cuesta aprender un idioma y mantenerlo; lo hemos dicho muchas veces: los idiomas no son muy agradecidos, no se aprenden de una vez por todas, necesitan atención y práctica constante. Hay que meterse lo más posible en el idioma y en la cultura que se está estudiando, y dedicarles mucho tiempo y cariño.

traduccion_mundo

En vez de ser más exigentes en los parámetros necesarios para acceder a estas becas (método que evidentemente viene bien para enmascarar la reducción de la inversión en educación) ¿por qué nadie intenta reformular la enseñanza de idiomas para que sea más efectiva? ¿Por qué no quitarle ya ese manto casposo y crear algo dinámico, que refleje el movimiento y la energía de la materia en cuestión? ¿Cuánto hay que esperar todavía para que se les dedique a las lenguas la atención que merecen?

Es que al final, y he aquí el núcleo de nuestro disgusto, este maltrato de los idiomas se refleja y se nota también en las profesiones que con ellos están conectadas.

Fuente: noticias.terra.es, intereconomia.com, diariodeleon.es


Traducción a vista

Hay un tipo de traducción del que no se habla mucho, pero que tiene su importancia y sus funciones: la traducción a la vista. Se trata de la reformulación oral en lengua de llegada de un texto escrito en lengua de partida, para un destinatario que escucha. Dada la mezcla de escritura y oralidad, normalmente se considera una forma “híbrida”, entre traducción e interpretación.

traduccion_vista

Podemos individuar dos macro-áreas de aplicación de este tipo de traducción (dentro de las cuales hay varios subgrupos y matices): como modalidad de interpretación y como instrumento pedagógico.

Como modalidad de interpretación, se utiliza:

_en tribunales: para la traducción de documentos que no han sido traducidos previamente por escrito

_conferencias, presentaciones, ruedas de prensa etc.

_en ámbito empresarial: en muchas empresas se pide a los traductores internos, o a los trabajadores que conocen los dos idiomas en cuestión, la traducción oral rápida de algún texto

_en cabina de interpretación simultánea: es un instrumento especialmente útil cuando las ponencias están cargadas de información altamente especializada o en situaciones en que un error podría tener graves consecuencias

_un uso reciente es la petición de traducciones grabadas en cintas de audio en lugar de escritas

Como instrumento pedagógico, su uso es común en los centros de formación de traductores e intérpretes: se considera un ejercicio útil tanto como entrenamiento previo a la interpretación simultánea como para adquirir agilidad traductora necesaria para la traducción escrita (adquisición de vocabulario, de rapidez en la toma de decisiones y, en general, consecución de mayor fluidez en el desarrollo del proceso traductor).

En la enseñanza de lenguas puede usarse como herramienta pedagógica y también como método de evaluación, para demostrar competencia lingüística en una lengua extranjera. En este segundo caso, se ha venido utilizando durante años en el sistema español de oposiciones para la enseñanza secundaria en lenguas clásicas; además, en las entrevistas de trabajo supone, en ocasiones, un modo de comprobar el conocimiento de una lengua extranjera por parte del candidato.

Fuente: trans.uma.es, linkterpreting.uvigo.es


El síndrome del acento extranjero

En uno de los ratos libres en que nos gusta ponernos al día sobre la actualidad de nuestro sector, nos hemos topado con el llamado “síndrome del acento extranjero”. De primera, pensando con cierta ligereza, hemos supuesto que se tratase de un fenómeno algo snob, atribuible por ejemplo a los que vuelven después de unas vacaciones de quince días en París y hablan español con la “r” afrancesada para dar prueba de la intensidad de la experiencia vivida. Pero en realidad se trata de algo muy serio y, además, de un tema que merecería la pena profundizar, así que, dejando de lado el chiste fácil, vamos a dedicarle por lo menos algunas líneas.

traduccion_noticias

Es una enfermedad rara que altera el habla y provoca que la pronunciación de la persona parezca de otro país, incluso de un país que nunca ha visitado. El síndrome, del que en España apenas hay unos 40 afectados, fue descrito por primera vez en 1907; los casos son tan escasos, que en un principio se cree que la persona está fingiendo y que todo se trata de un acto, pero lo cierto es que esta condición de carácter neurológico tiene sus causas.
Quienes padecen esta enfermedad han sufrido un daño en la zona del cerebro que controla el habla y la forma en que pronunciamos las palabras. Las causas pueden ser varias: desde una herida cerebral traumática, a un derrame cerebral o condición neurológica degenerativa.

En julio del año pasado, el diario ABC publicó un artículo relativo a un equipo multidisciplinar de la Universidad de Málaga, que estaba trabajando en el diseño de nuevos tratamientos para este síndrome. Además de detectar cuáles son los déficits lingüísticos y cognitivos, la investigación tuvo como objetivo determinar el impacto que tiene el síndrome en la comunicación cotidiana y en el perfil psicosocial de los afectados. En conjunto permitió comprobar las variadas consecuencias de las lesiones que provocan el síndrome y abrió las vías para un tratamiento combinado: una terapia que suma la medicina a las técnicas lingüísticas que venían aplicándose en estos casos hasta la fecha.

Hay casos en que la recuperación es completa, mientras que en otros las mejoras son solo parciales, pero es importante destacar que sí hay posibilidad de recuperación, aunque estemos hablando de una de las enfermedades más raras que pueden afectar al cerebro humano.

Fuente: ojocientifico.com, abc.es


Historia de los TAO

Hace unos días dejamos pendiente hablar de los programas de traducción asistida por ordenador, conocidos como TAO (o CAT: computer assisted translation).

Al principio de los años 80, al ver que la traducción automática no lograba los resultados deseados, se empezaron a estudiar alternativas. Fue cuando comenzaron a aparecer los programas TAO. El objetivo de estas herramientas es ayudar al traductor en su trabajo, por ejemplo sugiriendo palabras o frases enteras ya traducidas con anterioridad, para que se pueda ahorrar tiempo, reduciendo así la carga de trabajo y mejorando la homogeneidad de los textos traducidos. Las principales funciones que pueden desarrollar son: análisis del texto de origen y/o llegada, creación, gestión y consultación de glosarios, búsquedas en cuerpos lingüísticos y la producción final del texto de llegada.

traduccion_automatica

El primer programa TAO fue probablemente TSS (Translation Support System), un software para el sistema operativo OS/2 realizado por ALPS, empresa estadounidense. TSS fue adoptado por algunas grandes compañías, entre las cuales estaba IBM, para su actividad de traducción interna. La segunda mitad de los años 80 vio una gran actividad en el sector: la empresa holandesa INK realizó en 1987 un sistema inspirado en TSS y complementado por un componente terminológico (TermTracer), produciendo un paquete llamado Text Tools. El mismo año, la compañía Swiss Star AG, especializada en traducciones técnicas, realizó un software llamado Transit para sus colaboradores internos. Otras compañías hicieron lo mismo: fabricar herramientas similares para uso interno.
La comercialización de estos paquetes fuera de las grandes empresas empezó, con cierta dificultad, en los años 90. Apareció la primera versión de Trados MultiTerm, luego hicieron su debut en el mercado Trados Translator’s Workbench y Déjà Vu para Windows. En 1994, se puso a la venta la versión para Windows de StarTransit. Sin embargo, los precios elevados de estos programas impidieron su difusión entre los traductores autónomos. En la segunda mitad de los años 90, mientras que algunos de los software creados a principios de la década conseguían cierta popularidad entre los traductores gracias a una caída sustancial de los precios, hicieron su aparición nuevos productos, como SDLX (1998) y Wordfast (1999).

Esta es la síntesis de los orígenes de los productos TAO, a los que dedicaremos unas líneas más para conocer mejor su uso y funciones. Además, como nuestra empresa lleva ya unos años empleando un software en línea llamado Wordbee, en cuyo desarrollo estamos muy involucrados, volveremos en breve a hablar del tema.

Fuente: Tesis de la Universidad de Roma “La Sapienza”


Intérpretes poco futboleros

Ltraduccion_deportes; aquí no los mencionamos todos porque nos apetece también subrayar lo bueno del sector, que además es mucho, o simplemente divagar un poco y no ser monotemáticos. Pero la semana pasada, en medio de algo que presuntamente nada tiene que ver con nuestro ámbito profesional, escuchamos unos comentarios básicos y, precisamente por su sencillez, absolutamente relevantes, sobre interpretación.

Estos comentarios vinieron del equipo de Planeta MI, espacio radiofónico de Radio Marca en que se dedican a analizar los partidos de fútbol del último fin de semana y otros hechos destacados en el mundo de este deporte. El programa del 13 de enero estuvo dedicado a las ruedas de prensa que estaban dando en Zúrich los futbolistas candidatos al Balón de Oro, premio que se entregó esa misma noche.

En una pregunta a Franck Ribéry hubo algunos problemas en la interpretación de sus palabras; al final de la respuesta del francés, el reportero de Radio Marca, dirigiéndose al presentador del programa Axel Torres, comentó (refiriéndose a los intérpretes presentes ese día en Zúrich): «Los traductores nos son excesivamente futboleros, entonces no entienden muchas veces las preguntas, no saben qué es una repesca, qué es la Champions, cosa que yo creo que se podría cuidar un poco.»
Respuesta de Axel Torres, precedida por una risa algo sarcástica: «Normalmente, si contratas a un traductor para un acto en el que se va a hablar de fútbol, es importante que sea buen traductor y que domine el vocabulario y la materia sobre la que se está hablando.»

Permítanos robarle una frase a Sheldon Cooper de The big bang theory: ¡ZAS en toda la boca!

Ahora en serio: estamos conscientes de que hasta el profesional más preparado puede tener un fallo, un lapsus o un mal día, así que no queremos juzgar a la ligera a los intérpretes que estaban en la rueda de prensa. Aun así nos planteamos una cuestión: considerando las cifras estelares y desorbitadas que se manejan en el fútbol, ¿acaso la FIFA no tiene presupuesto para contratar, en el día de la entrega de uno de sus premios más importantes, a unos profesionales que sepan de balompié?

Al que gestionó el tema de los intérpretes de Zúrich, por lo menos una cartulina amarilla de aviso no se la quita nadie.

Fuente: marca.com/radio/planetami1516.html


Campaña #coglioneNO

Entre los objetivos de nuestro blog, está el de permitir que también los que no son del sector entiendan en qué consiste y qué supone nuestra profesión. A nuestro parecer es un objetivo muy necesario ya que, a menudo, las labores de traducción e interpretación no reciben la atención y la consideración que merecen. En absoluto queremos presentarnos como víctimas, es un hecho al que nos enfrentamos con determinación y que intentamos cambiar a través de la calidad de nuestro trabajo; además, somos conscientes de que esta es una realidad que compartimos con más profesiones.

traduccion_profesion

Estamos de acuerdo con lo de “mal de muchos, consuelo de tontos”, pero tenemos que admitir que esta semana la campaña de sensibilización #coglioneNO que circula en internet nos ha provocado una fugaz sensación positiva, al darnos cuenta de que la misma situación está presente también fuera de nuestras fronteras.

La campaña en cuestión, que llega de Italia y cuya etiqueta literalmente sería #gilipollasNO, ha sido realizada por el grupo de creativos Zero, compuesto por Stefano, Niccolò y Alessandro, tres chicos que se definen mitad piratas y mitad filmmakers.
Se trata de tres vídeos en los cuales con mucha ironía (cosa que vuelve el mensaje dramático), nos enseñan situaciones cotidianas en que unos clientes rechazan pagar al profesional que han contratado para algún servicio en sus casas. Un hipster bastante insoportable no quiere pagar al fontanero que le acaba de arreglar la cisterna del wáter, un ricachón ordinario al jardinero que ha llamado un domingo por la mañana para que a su esposa no le molesten las ramas de un árbol, y un chico en camiseta de tirantes al antenista que le acaba de devolver el partido de fútbol.

El mensaje está clarísimo. Estas tres situaciones de por sí resultan extrañas porque normalmente nadie rechaza pagar la cuenta presentada por este tipo de profesional (fontanero, jardinero, etc.) al terminar su servicio (nos suele parecer cara, eso sí, pero la solemos abonar sin conflictos); pero la brillantez de los vídeos está en las palabras que pronuncian los clientes para comunicar que el trabajo no va a ser remunerado. Se trata de una de las típicas frases que suelen escuchar los jóvenes creativos freelance (y lamentablemente otros colectivos también): «Lo siento, ha sido un malentendido… no hay presupuesto para este proyecto”.

Ya han surgido críticas y aparecido detractores, pero a nosotros nos parece que estos chicos han sabido resumir, en pocos minutos y con una guasa muy inteligente, la situación y el malestar de muchos profesionales a los que simplemente les gustaría que su trabajo consiguiera la atención y el cariño que le corresponde.

Fuente: zerovideo.net/